10 consejos para ahorrar en verano - Arxif
449
post-template-default,single,single-post,postid-449,single-format-standard,et_monarch,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,hide_inital_sticky,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

10 consejos para ahorrar en verano

calor

10 consejos para ahorrar en verano

El verano es una época de relajación, pero también de estrés, sobretodo si vivimos con niños o compartimos vivienda con varias personas, ya que en esta época la estancia en casa se alarga haciendo que tengamos que lavar y cocinar más. Además, si planeamos invertir en viajes o actividades de ocio el gasto sube exponencialmente. Por ese motivo hemos hecho una lista con 10 consejos para ahorrar en verano, poder llevar total control sobre las cuentas del hogar y no llevarte un susto al llegar las facturas:

  1. Luz solar
    Aprovecha que estás en la estación más soleada: abre las ventanas o aparta las cortinas para que inunde la estancia en vez de utilizar luz artificial. Anímate a hacer actividades al aire libre.
    .
  2. Secar al aire
    Pasa de utilizar la secadora este verano y extiende bien la ropa en un tendedero en el balcón, galería, terraza o jardín, pero asegúrate de que haya sombra para no estropear el color. También puedes hacer lo mismo con tu cabello y reservar secador, planchas y otros utensilios para fechas señaladas en vez de uso diario.
    .
  3. Cortinas y persianas
    Aunque lo idóneo es aprovechar las horas de sol, hay horas en el día -o según dónde vivas- que hacen que tu casa se convierta en un horno. Por eso es aconsejable utilizar cortinas o persianas, para controlar la cantidad de luz que necesitas en tu hogar sin que te achicharres. Buenas opciones en este caso serían las persianas celosía veneciana, las opacas y las semitransparentes. También son muy útiles los toldos exteriores.
    .
  4. Aislar bien
    Este consejo recuerda más al invierno pero es importante tenerlo en cuenta también en verano, sobretodo si utilizamos aire acondicionado. Instala burletes y tapajuntas en puertas y ventanas de ser necesario.
    .
  5. Apagar aparatos en desuso
    Apaga todos los aparatos electrónicos que no estés utilizando y, si es posible, desconéctalos. Esto no solo te hará ahorrar electricidad, si no que no sobrecalentará el ambiente.
    .
  6. Mantener una temperatura saludable
    La temperatura saludable en el hogar es entre 24º y 27º. Aunque te parezca demasiado alta, sobretodo si acabas de llegar de la calle, es importante que sepas que el ambiente no se enfriará antes porque pongas una temperatura muy baja, simplemente gastará más y arriesgarás tu salud. En el caso de que necesites el aire acondicionado también en la noche, sube dos grados a los que estás normalmente, ya que el cuerpo baja de temperatura mientras descansa. También puedes programarlo para que se apague transcurrido un tiempo. De todos modos, recomendamos utilizar el aire acondicionado solo cuando sea necesario. Observa si tu aparato cuenta con la etiqueta de eficiencia energética.
    .
  7. Airear zonas específicas
    No es necesario que airees toda la casa. Antes de instalar un aire acondicionado es importante que estudies dónde podría tener mejor uso. Se deben poner siempre en zonas de sombra y bien ventiladas, donde no reciban calor de ninguna fuente directa. Una vez instalado, cierra las puertas de los sitios donde no vayas a entrar o no suelas utilizar(no hace falta decir que todas las ventanas deben estar bien cerradas). Así el frío se concentrará mejor y llegará antes a la temperatura esperada, sin gastar de más. ¡Recuerda limpiar los filtros!
    .
  8. Ventilador de techo
    Si no posees un aparato de aire acondicionado los ventiladores son tus amigos. El ventilador de techo aireará la habitación de forma más extensa y disminuirá la posibilidad de provocar migraña, al contrario de otros ventiladores. Para una mejor ventilación del hogar, abre todas las ventanas en las horas que el clima sea más frío, como al amanecer y por la noche.
    .
  9. Ducha rápida
    Siempre es recomendable darse una ducha rápida, pero en verano con tanto calor gastamos más agua, por eso es mejor que las duchas sean muy cortas y con agua templada. Cierra el grifo mientras te estés enjabonando.
    .
  10. Comer frío
    Esta es la época perfecta para todo tipo de comidas frías o que no necesitan cocinarse: ensaladas variadas, gazpacho, batidos de fruta… Recuerda que es más sano, sabroso y económico comprar productos de temporada. Además, y si esto no te acaba de convencer, si tienes jardín aprovecha para hacer una barbacoa, ya que la carne y verduras asadas son muy sanas.
    .

 

 

Esperamos haberte ayudado con estos consejos para ahorrar en verano. ¿Los conocías? ¿Sabes de alguno más aplicable a esta época? ¡Comenta y compártelo con nosotros!

(Visited 69 times, 1 visits today)
No Comments

Post A Comment

Share This