Deforestación: consecuencias y soluciones - Arxif
334
post-template-default,single,single-post,postid-334,single-format-standard,et_monarch,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,hide_inital_sticky,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Deforestación: consecuencias y soluciones

erosión del suelo

Deforestación: consecuencias y soluciones

¿Te has preguntado alguna vez cuánto papel consumes a lo largo de año?

Se calcula que se gastan por persona 170 kilos de papel al año. De éstos, unos 17 corresponden al papel de váter y servilletas. Como material de oficina, 48 kilos por persona a nivel mundial, haciendo un total de 115 mil millones de hojas de papel anualmente.

España es uno de los principales países de producción de papel de Europa. Aragón produce el 33% con más de dos millones de toneladas, seguido de Cataluña, que produce el 21% con casi millón y medio de toneladas. Por otro lado, el País Vasco tiene un 20% de la producción total en nuestro país respecto a celulosa, el principal componente del papel.

La industria papelera demanda la tala de quince árboles por tonelada.

Es decir…
Según Estadísticas de Migraciones de 2016, existen unas 46.528.966 personas residentes en España, lo que harían 7.909.924 toneladas de papel al año, que así a ojo serían unos 115 millones de árboles anuales. Supongamos que todas esas personas tienen una esperanza de vida de 80 años(y que la demografía/migración no varía), eso harían más de 9 mil millones de árboles, sin contar el gasto descomunal de agua y energía.

 

¿Imaginas a nivel mundial? Aunque España ha conseguido recuperarse un poco de su marcada deforestación, todavía está lejos del que debería ser su objetivo, aunque a veces sea difícil en zonas donde predomina la agricultura o es urbanizada. Muchos son los paisajes que quedan desolados en todo el globo, y uno de los casos más sabidos y sonados es la selva de las Amazonas, donde la mitad de sus árboles están en peligro de extinción.
Por su tala, se ha llegado incluso a asesinar personas, tanto manifestantes como tribus indígenas que simplemente “molestaban” protegiendo su hogar.

 

Pero, ¿qué efectos secundarios tiene la deforestación? ¿Cómo nos afectaría a nosotros? Te lo explicamos brevemente:

    • Cambio climático
      Sí, estamos cansados de oír sobre ello desde hace años, pero es una realidad: está ocurriendo y va a empeorar si no le ponemos remedio. Los árboles y la vegetación almacenan humedad, lo cual atrae a las lluvias. No es casualidad de que hayan árboles en lugares húmedos y lluviosos y sol y sequedad en lugares áridos. Al talar indiscriminadamente se ahuyenta la humedad de la zona y se deja desprotegida, por lo que con el tiempo se convertirá en un páramo bastante desolador. Además de que las copas de los árboles protegen el suelo de la erosión.

 

    • Calentamiento global
      Árboles y plantas convierten el dióxido de carbono en oxígeno, por lo tanto, con la deforestación interrumpe este proceso dejando menos aire respirable. Además, cada vez que se quema un terreno(quizá intencionado para limpiar la tierra, o de forma natural) se libera dióxido de carbono a la atmósfera. Ese gas natural hace que sea más difícil que se escape el calor del planeta, lo que podría contribuir al efecto invernadero, y eso a largo plazo acabaría con diversas formas de vida, como los que viven en el ártico, por ejemplo.

 

    • Pérdida de biodiversidad
      Como decíamos en el anterior punto, muchos seres se verían afectados por el calentamiento global. Pero no solo se trata del deshielo, como algunas personas creen: Según National Geographic, cerca de un 70% de plantas y animales del mundo viven en los bosques. Solo a día de hoy, con los cambios sufridos en las últimas décadas, el planeta ya ha perdido miles de especies, y podría perder miles por la velocidad vertiginosa que está tomando el asunto.
armada invencible

¿Sabías qué?
Durante años se cuenta que el desierto de Los Monegros era en realidad un bosque frondoso que Felipe II mandó talar para fabricar los barcos de la Armada Invencible.

    • Erosión del suelo
      Gracias a las raíces y tallos de plantas el suelo es más seguro y unificado, dado que hace que sea más difícil que se deje arrastrar por factores como el viento y el agua. Sin estos elementos, a erosión se hace más probable y puede acarrear deslizamientos de tierra con mayor facilidad.

 

    • Pérdidas agrícolas y financieras
      Con menos lluvia los cultivos pueden no obtener suficiente agua para crecer y producir un buen rendimiento, llevando a la escasez de alimentos. La disminución de la oferta, por lo general, eleva los precios del cultivo en las tiendas, un fuerte golpe económico que podría afectarnos a todos. Y, aún así, ese aumento no garantiza que se puedan cubrir los gastos de los agricultores y gastos operativos, por lo que pueden incluso acabar en quiebra. Y lo peor: la hambruna.

 

    • Desplazamiento cultural
      Como hemos mencionado anteriormente, todavía existen pueblos y tribus que viven en los bosques y selvas, viéndose cada vez más obligados a abandonar su hogar.

 

 

¿Existe solución?

Está claro que todavía no estamos preparados para despegarnos de todo lo que nos ofrecen estos robustos seres, todavía les damos muchísimos usos los cuales no sabríamos cómo sustituir, pero existen métodos de control que podrían ayudar a conservar mejor nuestro planeta.

Lo ideal sería que cada país tomara conciencia de ello y analice las causas de deforestación y degradación ambiental. También sería interesante que pudieran hablar de ello entre países, ayudándose en recursos tecnológicos de ser necesario. Pero eso, aunque tendría que ser lo básico, por desgracia nos suena al mundo de la piruleta.

Pero para empezar, sabemos que es necesario un control de la tala, a la vez que se plantan árboles jóvenes.  El número de nuevas plantaciones de árboles aumenta cada año, pero el total todavía equivale a una ínfima parte del área forestal del planeta. Aumentar las zonas protegidas para preservarlos es otra opción a tener en cuenta.

 

A nivel individual también podemos contribuir-aunque a menor escala-a un menor consumo. Hemos hecho una lista con consejos para tu vida diaria, tanto en casa como en la oficina:

    • Papel reciclado
      El papel reciclado no lleva procesos de blanqueo, no supone la tala de árboles y consume mucha menos agua y electricidad.

 

    • Envases biodegradables
      Existen cada vez más envases que proceden de fuentes renovables que son una muy buena opción para sustituir los convencionales. Incluso varios negocios utilizan estos materiales, como en la restauración.

 

    •  Reciclar
      Importantísimo para poder obtener papel y otros materiales reciclados.

 

    • Imprimir lo justo
      Imprime únicamente lo que sea necesario, habiendo corregido concienzudamente para evitar ningún fallo o falta. También es preferible imprimir por las dos caras en vez de por una gastando el doble. Para ahorrar tinta puedes utilizar Ecofront.

 

    • Aprovechar el papel usado
      Todo papel que no necesitas, que ha sido imprimido solo por una cara o que has tachado unas anotaciones, reutilízalo: imprime borradores, crea bloc de notas, practica dibujo…

 

    • Todo lavable en la cocina
      Es más económico y sano utilizar en el día a día vajilla de cerámica, porcelana, etc., antes que la de usar y tirar.

 

    • Factura electrónica
      La mayoría de empresas tienen la opción de enviar las facturas por correo electrónico, así que es una buena manera de ahorrar papel. Aunque a veces puede ser un poco complicado ordenarlas de este modo, con ARXIF no tendrás ningún problema para tenerlas todas en una misma plataforma bien ordenadas.

 

    • Controlar la publicidad
      Niégate a que te envíen catálogos y panfletos de forma física. También, si quieres, puedes pedir que dejen de enviarte publicidad-tanto digital como presencial-a través de La lista Robinson.

 

    • Prensa digital
      No solo ahorrarás papel, también tendrás acceso a muchísimas fuentes de información donde contrastar noticias.

 

    • Reutilizar periódicos y papel de regalo
      Ambos se pueden volver a utilizar para embalar, secar el suelo, recoger heces de tu mascota…

 

    • Libro electrónico, eBook o eReader
      Sabemos que para un amante de la lectura no hay nada más mágico que el olor y tacto de un libro, pero con un libro digital podrás almacenar muchos más a menor precio, sin ocupar espacio y sin gastar un solo papel. No vamos a decir que renuncies para siempre a un formato físico si es lo que más te apasiona, pero sí podrías reservar ese honor solo para tus libros favoritos.

 

    • Pañuelos de tela
      Así eran antiguamente, y no es mala idea que vuelvan a utilizarse de nuevo. Aunque esta idea no le parece atractiva a muchas personas por el hecho de que hay que tener varios y lavarlos asiduamente, puede llegar a ahorrar mucho papel.

 

    • Ecosia
      Ecosia es un buscador de Internet que utiliza los ingresos generados por anuncios para plantar árboles.

     

  • montaña reflejada en un lago

Como ves, no son pocas las aportaciones que puedes hacer en tu día a día, y no suponen apenas ningún sacrificio. Si todos nos concienciamos haremos del mundo un lugar mejor y más sano.

 

¿Te has parecido interesantes nuestros consejos? ¿Sabes alguno más? ¡Comenta y compártelo!

(Visited 1.777 times, 2 visits today)
No Comments

Post A Comment

Share This