La aventura de ser autónomo o montar una pyme: impuestos que te afectan - Arxif
192
post-template-default,single,single-post,postid-192,single-format-standard,et_monarch,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,hide_inital_sticky,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La aventura de ser autónomo o montar una pyme: impuestos que te afectan

La aventura de ser autónomo o montar una pyme: impuestos que te afectan

Si piensas lanzarte a una aventura empresarial como autónomo o montar una pyme, una de tus prioridades debe ser informarte bien sobre tus obligaciones con el fisco. Habrás oído aquello de que “el desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento”, que, si, en la vida, en general, es importante; tratándose de Hacienda, alcanza una trascendencia suprema. Pues, a pesar de esta evidencia, te asombrará saber que más de las tres cuartas partes de los emprendedores ignoran esta faceta de su nuevo negocio, lo que puede acabar pasando una considerable factura.

La primera decisión, al montar un negocio, es cuál va a ser su forma jurídica. Grosso modo, tienes dos opciones: darte de alta como autónomo o crear una sociedad. En parte, dependerá de los ingresos que preveas obtener. Si te decantas por la primera, el papeleo se reduce bastante, lo que no sucede con los impuestos. El grueso se concentra en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) e Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IR
PF) o Impuesto de Sociedades (IS):

IVA: ya seas autónomo o pyme, actúas como simple intermediario. Eres responsable de la liquidación trimestral, según el modelo 303, de las cantidades cobradas en cada factura.

IRPF: es un impuesto sobre los beneficios como autónomo.
Puedes ir reteniendo, en cada factura, el 21 % de su importe, reducido al 15 % durante los dos primeros años. Si no practicas esa retención, hasta el 70 % de tu facturación, tendrás que liquidar el 20 % de tus beneficios a Hacienda con el modelo 130. Tienes a tu disposición tres modalidades para cumplir con este impuesto: los regímenes de Estimación Directa Simplificada, Directa Normal y Objetiva (conocido como “módulos”).

– Si decides crear una pyme como sociedad mercantil (por ejemplo, una sociedad limitada) o civil (con personalidad jurídica y objeto mercantil), te acogerás al Impuesto de Sociedades y no al IRPF y deberás liquidarlo trimestralmente mediante el modelo 202; y, anualmente, mediante el 200. El tipo impositivo para las pymes es el 25 %, excepto para las de nueva creación, a las que se aplica el 15 % durante los dos primeros ejercicios.

También debes cumplir con tu ayuntamiento

Aún tendrás que atender otras obligaciones fiscales. En este caso, con el ayuntamiento de tu localidad:

Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE): es obligatorio darse de alta, pero la ley te exime de su pago durante los dos primeros ejercicios, así como si eres autónomo o has formado una sociedad civil que no llegue a facturar un millón de euros. Se paga anualmente, en función de los ingresos; pero, al inicio de la actividad, se afronta solo la cuota proporcional al número de trimestres que falten para terminar el ejercicio económico.

Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), siempre que el local donde trabajas sea tuyo.

Tasa por licencia municipal de apertura, si tu local supera los 300 metros cuadrados.

Es evidente que, entre los gastos que has de prever a la hora de echar a rodar un negocio, los impuestos son unas partidas fundamentales que debes afrontar con todo rigor para no verte en situaciones comprometidas.

 

Fuentes:

http://gestionpyme.com/conoces-los-impuestos-que-debes-pagar-como-emprendedor/
http://infoautonomos.eleconomista.es/fiscalidad/fiscalidad-impuestos-autonomos/
https://debitoor.es/guia-pequenas-empresas/fiscalidad-e-impuestos/impuestos-obligaciones-fiscales-para-autonomos

(Visited 83 times, 1 visits today)
No Comments

Post A Comment

Share This